Temas del mes


Este espacio está destinado a pequeñas monografías sobre temas que pidan los

lectores. Por cierto, el campo debe ser muy limitado,. Ejemplo: no "Endodoncia"

sino "gutapercha termoplastificada". Haga su pedido aquí .


                                                                          marzo 2012 

 

 

Es posible diseñar sustratos metálicos alternativos que refuercen la estética de las coronas ceramometálicas…   Naina Vilas Vernekar et al (J Adv Prosthodont 2011 sept; 3(3): 113–118) afirman que se puede realizar coronas ceramometálicas de esqueletos metálicos subyacentes cortos 0,5 mm y 1 mm respecto de la línea de terminación u hombro de cualquier tipo y que conserven una adecuada  resistencia a la fractura.

Es importante en las restauraciones anteriores lograr la mejor estética sin perder la resistencia y longevidad. La corona ceramometálica es una de las restauraciones que derivan su excelente estética de la translucidez natural de la porcelana y la resistencia del metal subyacente, destinado a reforzar y reducir  el riesgo de fractura. Pero el collar de metal, que sirve para  resistir la deformación durante el horneado, produce una línea oscura bajo la gíngiva, lo que desmejora el aspecto.

O'Boyle sugirió que la reducción de 1 mm de margen labial metálico disminuye este efecto sin comprometer la resistencia a la fractura. Ahora bien, como la falta de soporte para la cerámica, que se extiende en voladizo, podría derivar en fractura al ser sometida a una carga palatina o incisal, y podría depender la magnitud de la longitud de la porción de porcelana sin metal, los AA evaluaron extensiones de metal qie llegaran hasta 0 mm, 0.5 mm, 1 mm y 1.5 mm del hombro.

Prepararon un incisivo central  superior con una profundidad de hombro de 1.5 mm, a 90°,

Usaron anillos de metal de los anchos 0.5, 1 y 1.5 mm para  limitar extensión a cervical de la cera. Ell recorte del metal fue hecho sólo por vestiobular. Formaron 5 grupos con distintas dimensiones: 0.5, 1 y 1.5 mm para G 3, 4 y 5.

Estandarizaron el espesor de  la porcelana (1,5 mm). En G 3, 4 y 5 (Vita Vmk 95, Duceram, Germany) esmerándose por lograr lo mejor posible un espesor parejo en todos los grupos.

Midieron la resistencia a la fractura, con cargas dirigidas desde el diedro lingual incisal con un ángulo de 130° hacia el eje longitudinal del espécimen

Sus hallazgos se corresponden con las leyes físicas y mecánicas para los voladizos en lo que se refiere a su longitud: la resistencia amengua a medida que es más extenso el voladizo.

Así, las coronas ceramometálicas con reducción vestibular del metal del cuello entre 0.5 mm y 1 mm no alcanzan la resistencia de las que tienen collar de metal pero poseen adecuada resistencia a las cargas funcionales.

 

 

                               VOLVER