CIRUGÍA BUCAL

 

Cirugía bucal es la que realiza el odontólogo en la boca y zonas vecinas e incluye desde extracciones simples hasta trabajos mayores. Nos concentraremos en las preguntas más corrientes sobre extracciones y después veremos algunas patologías bucales quirúrgicas (enfermedades de la boca que se tratan por cirugía).

¿Cuándo son necesarias las extracciones?

Las extracciones dentarias son necesarias cuando no se puede conservar el diente por:

·        Cavidades muy profundas que afectan hasta las raíces

·        Piorrea o enfermedad periodontal sin remedio

·        Fracturas muy profundas o a lo largo de la raíz

·        Dientes con infecciones no curables de la raíz

·        Dientes con infección grande del hueso vecino

·        Dientes anormales a veces

·        Dientes fuera de lugar, o sobrantes, o por ortodoncia

·        Dientes que no asoman y causan daños a la salud

·        Dientes dentro de tumores o quistes

¿Son iguales todas las extracciones?

Hay dos clases, según el método.

Un método, el más común, extracción simple, requiere aprehender bien el diente con las pinzas de extracción, hamacarlo hasta que se separe del alveolo o hueso donde está encajado, como quien quiere quitar un palo clavado en la tierra. Después sale fácil, más en los jóvenes, que tienen hueso más flexible.

El otro método, llamado extracción quirúrgica, se emplea cuando no queda diente suficiente para aprehenderlo bien o alguna circunstancia especial, como que las raíces estén muy ahuecadas y frágiles. Entonces, se abre la encía, se hace una ventana en el hueso, se extrae, se cierra y se sutura.

¿Duelen todas esas maniobras?

Se hace todo con anestesia local, que insensibiliza al dolor y a todo cuanto rodea al diente. No debe doler, nadie debe dejarse operar sin estar bien insensibilizado. Pero solamente con anestesia general se elimina la sensación de fuerza y movimientos que hace el dentista, sin dolor.

La anestesia local es inyectable en el lugar, con anestesia tópica para no sentir el pinchazo, de una aguja ultrafina, como las de acupuntura, que ni se notan. La anestesia general duerme a la persona entera y debiera reservarse para grandes cirugías complicadas y para personas sumamente aterrorizadas por razones psicológicas imposibles de superar con otros tratamientos.

¿Qué cuidados se deben tener después de una extracción?

·        Se debe mantener mordida la gasa que el dentista coloca sobre el lugar, por lo menos por 15-30 minutos. Ayuda a evitar que sangre. No se debe abrir la boca ni hablar en ese lapso.

·        No realizar actividades físicas intensas

·        No masticar mientras dure la anestesia

·        Después, alimentos blandos y fríos

·        El dentista indicará si necesita calor, frío o nada

·        Nada de buches, antes de 24 horas

·        Puede trabajar, si no requiere esfuerzo físico grande

·        No debe preocupar que sangre un poco un par de días. Si fuera mucho, se debe consultar al dentista cirujano

¿No se cose la herida?

No suele ser necesario. El dentista decide en cada caso.

Si se suturó la herida, a veces hay que volver a los 7-10 días para quitar los puntos de sutura.

¿Qué pasa si el diente se rompe durante la extracción?

Si el diente está debilitado y el hueso es muy firme, puede pasar. Más en personas mayores con huesos menos flexibles. Esto puede requerir que la extracción simple termine como extracción quirúrgica, nada más.

¿Qué problemas de salud deben ser tomados en cuenta?

El cirujano dentista debe conocer esas afecciones para decidir si puede intervenir o qué precauciones debe tomar o si ha de consultar al médico del paciente.

No hay problema con las cardiopatías, aunque en algunos casos se requieren antibióticos previos y quizá algún sedante.

En casos de diabetes, no importa si está controlada; puede ser conveniente un antibiótico a causa de la cicatrización morosa. No deben llegar en ayunas.

¿Se sacan muelas de juicio sanas?

Cuando no asoman o asoman poco y torcidas, pueden provocar flemones y daños a la muela que está delante. No salen si no tienen espacio en las encías; se llaman dientes retenidos. Por estar dentro del hueso, es más difícil la extracción, que debe ser de tipo quirúrgico, con apertura de la encía y del hueso. Los cuidados posteriores deben ser más estrictos.

 

Patología bucal quirúrgica

¿Qué es la patología?

Brevemente, es el estudio de las enfermedades; de la boca en nuestro caso. Del enorme número de problemas posibles, las preguntas más frecuentes suelen referirse a los más corrientes.

¿Qué es un quiste?

Quiste es una palabra con dos significados: uno, es moneda de cambio entre paciente y dentista y se refiere a cualquier infección en la punta de la raíz; el otro, el científico, dice que se trata de una cavidad llena de líquido en el hueso (o en partes blandas), que puede no dar síntomas o puede dar hinchazón o dolor. Es como un globito inflado con agua, que debe ser extirpado con la pared entera. La cirugía necesaria no tiene más consecuencias que una extracción quirúrgica y requiere cuidados similares. Se rellena el hueco al tiempo, como con la extracción. Muy raras veces se vuelven a formar.

¿Hay tumores en la boca?

Sí, en las partes blandas y en el hueso, benignos y malignos (o “malos”). A éstos se les da el nombre general de “cáncer”.

La visita periódica al dentista, si éste debidamente revisa no sólo los dientes, puede tomar a tiempo de curación la lesión maligna.

¿Cómo saber si es algo “malo”?

El aspecto ayuda al cirujano dentista, pero no siempre. En tal caso, como en el resto del cuerpo, se toma una biopsia, con la ventaja de lo accesible que es en la boca. Suelen presentarse como manchas blancuzcas, sobresalientes, con trama como de red, irregulares, indoloras si no se infectan. Su tratamiento es igual que en cualquier otra parte, quizá con mayores porcentajes de éxito si se ataca precozmente.

Si en la zona hubiera algún diente para quitar, convendría su extracción antes de usar rayos. Si no, conviene evitarla después. Téngase en cuenta que la irradiación reduce la saliva formada y así aumentan las caries. La higiene debe entonces ser perfectísima.

Nadie se crea que cualquier bulto o hinchazón en la boca es un tumor maligno, puede ser benigno, o un quiste, o un flemón, etc.

 

 

Dr. Horacio Martinez    Dr Emilio Bruzzo
Bulnes 1878-pb 2-Bs. As. Paraguay 2475- PB"B"-Bs.As-

4823-9966

4961-0119

drhoraciomartinez@hotmail.com 

uo@emiliobruzzo.com.ar

 

                                                                         Volver a PREGUNTAS